Pablo VI, 1963: el último coronado