Con Evo, poncho y bolsa de coca