Los tres escalones hacia la perdición













Horacio Castro
08/06/2016
Dices bien Ricardo.
Dices bien Ricardo. Debemos cumplir los Mandamientos y Dios siempre está pronto a perdonar a los arrepentidos por quebrantarlos.
Ricardo Cuenca Martínez
08/06/2016
Los mandamientos de Dios son fruto de su misericordia..
Dios conoce al hombre. Por eso sabe lo que es bueno para él. Por su amor y misericordia le da los mandamientos. Cierto que si los quebranta, está pronto además a perdonar por esa misma misericordia. Por contra, oscurecer la claridad y certeza de los mandamientos forma parte de la obra de Satanás, que quiere apartar al hombre de la vía de salvación que comportan.
Horacio Castro
08/06/2016
Realidades.
Ricardo. Frente a lo que dices está la realidad del pecado y la realidad de la misericordia de Nuestro Redentor. A la realidad del pecado no se le puede oponer solamente la idea hipócrita de santurrones, mojigatos y leguleyos.
Horacio Castro
08/06/2016
Realidades.
Ricardo. Frente a lo que dices está la realidad del pecado y la realidad de la misericordia de Nuestro Redentor. A la realidad del pecado no se le puede oponer solamente la idea hipócrita de santurrones, mojigatos y leguleyos.
Ricardo Cuenca Martínez
08/06/2016
La soberbia de querer suplantar a Dios es el camino de pecado y la muerte..
Está en el libro del Génesis. La mentira del Maligno, que sugiere al hombre que puede competir con Dios decidiendo el bien y el mal. Por eso los mandamientos de Dios, creador, vivifican al hombre y su apartamiento lo mata. No matarás, no robarás, no cometerás adulterio, no mentirás. Son la verdad ABSOLUTA del hombre, revelada por Dios. Son mandamientos de la voluntad de Dios para todos los hombres. No admiten relativizaciones ni justificaciones.
Horacio Castro
07/06/2016
Perfección de la Ley.
( ) ay de los que ríen, de las Bienaventuranzas de Nuestro Salvador. Es conveniente entender que S. S. Francisco resalta que, la nueva ley no cancela la antigua sino que la perfecciona llevándola a su plenitud.
JoSé
07/06/2016
Las 3 e.
Así es Santo Padre, también en su equivalencia a las 3 e: Egoismo, egocentrismo y egolatría, los manantiales de la perdición.
Horacio Castro
07/06/2016
Fundamento de la doctrina cristiana.
Hermosa catequesis del Papa Francisco. Las Bienaventuranzas son la síntesis de los principios que constituyen el ideal de la vida cristiana. El Sermón de la Montaña es el fundamento de la doctrina cristiana.