En Loreto, con los peregrinos