Martín Valverde... «perdiendo la fe»