Teresa, jardín abierto, más que madriguera