Gary Sinise, la fe católica y el Padre Pío